loader image


 



Foto: Isis Mur / Styling: Las Marías / Make up: Paola Queirolo / Producción: Morbo Project / Team Nike: Ale y Cami de KO, Ale Mazzini de Fashion in da hat, la cantante Gala Brie y faltan unas cuantas más 🙂
 
 
 
Que paja es ser testigo de una revolución tecnológica.
Como ya deben de saben o si quiera sospechar, en la industria de las zapatillas se busca innovar año a año y como la cultura Street crece cada vez más en Lima, no fuimos ajenos al último lanzamiento tecnológico de Nike: Las Vapor Max que proponen una suela nueva revolución con una suela fragmentada que nos ha dejado en shock. Y es que lejos queda la suela entera, para ahora proponer cápsulas independientes. ¿Qué efecto tiene además de verse recontra astronaútico? Que aportan mucha más flexibilidad, restan peso a la zapatilla y permiten ir un paso más allá en la sensación de pisar sobre aire. Se acomodan a tu propia pisada.
 
 

  • No hay entresuela, la zapatilla va directamente sobre las cápsulas de aire.

  • La airsole aumenta una vez más su tamaño y se divide en cinco cápsulas para terminar de conseguir la flexibilidad necesaria para actividades deportivas.

  • Su estructura se confecciona en Flyknit, un sólo hilo tejido que integra sujeción precisa y reduce todavía más el peso.

 
Contextualicemos:
 

  • 1987, Hatfield: Diseñador que propuso que las unidades air-sole fueran visibles. Forland (ingeniero que lo hizo posible)
  • Lanzaban las Nike Air Max 1, un revolucionario diseño por dos razones: Aunque las cápsulas de aire ya estaban integradas en modelos anteriores como las Nike Tailwind de 1978, aquí por primera vez se incorporaba una amortiguación de aire más gruesa de lo habitual y, además, la dejaba a la vista eliminando parte de la espuma que hasta entonces componía toda la suela en la parte exterior.
  • Diez años después, y tras varios lanzamientos más, consiguieron integrar una cápsula de aire completa en toda la suela (en los inicios se encontraba sólo en el talón y en la 1995 se componía de dos cápsulas independientes en talón y punta). Y 20 años más tarde, las Air Max 360 se convirtieron en las primeras zapatillas que eliminaron totalmente la espuma y nos hicieron caminar sobre el aire.


 
 
 
Hoy, en el 2017, se ha reducido peso en todas las zonas de la zapatilla, la suela por ejemplo es una fina capa de goma intermitente, solo utilizada en las zonas de las burbujas, esto hace que la sensación de pisar sobre una almohada sea mucho mayor que en los anteriores modelos de Air Max. Para la construcción de la parte superior tenemos Flyknit y Flywire, dos elementos que garantizan transpirabilidad, sujeción y ligereza. Esta vez no hay entresuela. Es una zapatilla que te quedarás contemplando un buen rato, eso me pasó a mí.
 
A Lima llegaron sólo 900 pares, en cuatro colores, entre hombres y mujeres. Las que llevo puesta – nude- y negras para nosotras, y negro y verde oscuro (mis favoritas) para los hombres. Sin duda, son un modelo que marca un hito en la historia, y tenerlas es de coleccionista.
 
 

 
¿Para qué contexto usarlas?
Distancias cortas, máximo 5k; y para andar son ideales, sé que no saldrán de mi maleta de viaje jamás.
 
 
¿La campaña?
Está inspirada en mi adora FKA Twigs, ¿No sabes quién es aún? Conócela en el post que escribí sobre ella: Stylish Icon: FKA Twigs
 
¿Cómo llevarlas en tu día a día?

 
 
Espero hayan disfrutado del post, ya que la cultura de las zapatillas tiene tanto que contar detrás…
Besos,
T.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *