loader image

Desde la lluviosa Escocia en la década de 1820, hasta las trincheras de la Primera Guerra Mundial y más tarde Hollywood, el trench coat o  gabardina tal y como lo conocemos hoy tiene una herencia mucho más allá de la pasarela.

Durante más de 100 años, el trench coat ha sido un elemento básico icónico de la ropa de abrigo para hombres y mujeres. Si bien innumerables tendencias de la moda han ido y venido, esta chaqueta larga cruzada con estilo y funcionalidad ha sobrevivido a las pruebas del tiempo.

Sus inicios se remontan a la época de 1820 gracias a la prenda impermeable de Macintosh y Hancock , llamado  la “mack” , este impermeable estaba hecho de algodón engomado y fue pensado como un abrigo para el hombre bien vestido cuyos días involucraban montar a caballo, disparar, pescar, actividades al aire libre y el servicio militar.

A medida que la tecnología evolucionó, el revestimiento de goma se volvió más transpirable, menos sudoroso y de mejor impermeabilidad. 

El título de “inventor de la gabardina” es objeto de mucho debate y probablemente nunca se resolverá. Dos empresas de ropa deportiva, Aquascutum y Burberry, se atañen el título. El primero estaba diseñando nuevos tipos de ropa impermeable en 1853, mientras que el segundo, bajo la dirección del joven Thomas Burberry, creó su empresa 3 homónima tres años más tarde y en  1879 presentó la gabardina, al impermeabilizar las hebras individuales de fibra de algodón y lana en lugar de la tela acabada, la tela de “gabardina” de Burberry, era la más transpirable hasta el momento, demostrando ser popular entre exploradores, aviadores y otros caballeros aventureros.

BURBERRY HISTORIA
BURBERRY 1918

Una prenda popularizada por la guerra

Históricamente ambas firmas se atribuyen el mérito de haber “inventado” el trench coat de la Primera Guerra Mundial, pero lo cierto es que ambas ayudaron a popularizar un tipo de abrigo ya existente, adaptándolo para uso militar. 

Los trench coat se diseñaron específicamente para mejorar la suerte de los soldados; evitaban el paso del agua y aportan calor, eran más cómodas, más ligeras, mejor camufladas y mejor ventiladas que sus predecesoras, pero también eran lo suficientemente elegantes para los oficiales que las usaban. 

La gabardina de la Primera Guerra Mundial era cruzada, entallada a la cintura y acampanada hasta un dobladillo por debajo de la rodilla. El cinturón estaba equipado con anillos en D para enganchar accesorios. La parte trasera con capa permitía que el agua goteara, mientras que la solapa de tormenta en el hombro proporcionaba ventilación; los bolsillos eran profundos, los puños se podían apretar y los botones del cuello ayudaban a proteger a los soldados del gas venenoso.

GABARDINA - HISTORIA
Soldados de la Primera Guerra Mundial

Hollywood le da un nuevo brillo 

Después de la guerra, Hollywood impulsó la popularidad de la prenda. Usado en algunas de las escenas más icónicas de la historia del cine:  Humphrey Bogart en Casablanca , Audrey Hepburn en Breakfast at Tiffany’s , Marlene Dietrich en A Foreign Affair , Meryl Streep en Kramer contra Kramer, así la gabardina se convirtió en sinónimo de hombres intrépidos y mujeres inteligentes.

Hoy en día, la gabardina ha sido reinterpretada por diseñadores como Martin Margiela , Rei Kawakubo y Jean-Paul Gaultier, y aún sigue siendo un best seller  para su creador, Burberry, aunque todavía tienen un parecido increíble con las originales, con el característico estilo caqui.  Afortunadamente, las trincheras desaparecieron hace mucho tiempo, pero el trench coat llegó para quedarse.

Looks de Tali con Trenchcoat

Vestido de inmaculada inspirado en la estética del trench coat

VER EL VESTIDO EN TIENDA

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *