loader image

campaigntrfaw16-trf02-st
¿Pantalón de Mickey con un tutú alargado? ¿Un sweater sobredimensionado y sin una forma clara? ¿Moda? ¿Tendencia? ¿Es comercial? 

¿Qué tanto se puede arriesgar una marca con las tendencias, así sean comerciales o no? ¿Todas deben ser prendas ‘ponibles’? ¿Las demasiado arriesgadas para la masa quedan fuera? A propósito de un post que leí en SModa del Diario El País de España en la que se mencionaba la última colección Otoño – Invierno 2016 de Trafaluc (fotos que retratan esta nota), la línea juvenil de Zara, citando la nota: Amancio, ¿te estás riendo de nosotras?, donde la autora crítica de burla la colección de la línea. Esa nota me dio para abrir el siguiente tema: ¿Hasta dónde pueden llevar las marcas las ansías de tener lo último del ‘grito’ de la moda?

zara_trf_fall_winter_2016_2017_ad_campaign2

zara_trf_fall_winter_2016_2017_ad_campaign3

Aquí la ‘inspiración’ original de la casaca roja de TRF, es de Balenciaga (debo confesar que agradezco a Zara que nos reproduzcan modelos que podemos pagar, pero tengo un sentimiento de remordimiento dentro por la copia de diseño… Pero igual me lo compraría ¿Cómo te sientes tú?):

sub_balenciaga_7117-jpeg_north_499x_white

Pues ello dependerá del posicionamiento de cada marca. Para una marca como Zara, parte de sus pilares principales es salir lo más rápido posible con referencias de las pasarelas que están marcando la moda. Esta temporada las referencias, el juego de volúmenes,  del colectivo radical Vetements, la marca que conquista a los más arriesgados, y Balenciaga no se podían dejar fuera del radar; así  no pueden obviar estas referencias, sean o no aptas para todos los públicos, funcionen o no comercialmente para ellos; ya que tener lo último y ‘proponer’ (entre comillas porque es darle una bajada a lo que ven en pasarelas tal cual), es su pilar de marca. Ya que Zara apuesta por: La democratización de la moda a precios populares.

Veamos la pasarela de Vetements, una marca que debes de tener en el radar, mira en este post recomendado cómo todos los fast fashion intentan clonarla La Moda de copiar los diseños imposibles de Vetements:

Ojo que también en la campaña de Zara que estamos analizando mucho es el styling propuesto; que quiere ir por la corriente de Vetements; pero separa las prendas y serán mucho más comerciales por separado. A mí sí me gusta la colección, me parece una propuesta fuerte que aporta a TRF como marca: Urbana, agresiva, arriesgada, a la moda. ¿Ustedes qué piensan?

zara_trf_fall_winter_2016_2017_ad_campaign1
¿Entonces cómo hacen? Pues equilibran la composición de su colección con prendas básicas, o best sellers que hagan que su estrategia de posicionarse como líderes en moda de vanguardia a precio asequible (con esa colección superarriesgada), sea rentable gracias a las prendas más comerciales (el mayor porcentaje de la composición de la temporada).

¿Cómo hacemos nosotros si tenemos marcas chicas y queremos posicionarnos como líderes en moda y tendencias? Pues lo mismo, pero en menor escala; podrás dividir tu colección entre 80% de best sellers o lo que sabes que quiere el público y un 20% de prendas arriesgadas que levantarán el posicionamiento de tu colección. Como les digo antes, siempre dependerá de qué tipo de marca quieres proponer; no hay reglas para ello; pero sí debes de definir tu ADN, hacia dónde vas, a quienes les hablas y qué producto ofreces.

Dato interesante según SModa: Zara cuenta con 300 diseñadores (del total de 600 con los que cuenta el grupo).

Sin duda esta es una nota que nos dejará pensando en varios aspectos… Lo comercial vs. el diseño; la copia versus la moda asequible… ¿Qué opinas tú? Les dejo el video de la campaña de TRF:

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *